El proyecto Parque Anfibio se concibe como mejora y rehabilitación del parque existente sobre el Arroyo San Carlos, en la ciudad del mismo nombre del Departamento de Maldonado, en diálogo con las fluctuaciones del agua propias de la zona y a los ecosistemas asociados.

La propuesta consiste en combinar varias estrategias que atienden a las diferentes necesidades, desde la infraestructura y soportes necesarios para las diversas actividades como para potenciar las características naturales del lugar en los diferentes estadios del arroyo. Se busca convertir la condición de inundabilidad del parque y su connotación negativa en el motor central del proyecto, logrando de esta manera un fuerte elemento de identidad.

El proyecto se estructura en dos situaciones que se reconocen como primordiales a partir del estudio del paraje: una trama estructuradora y soportes anfibios. En ellos reconocemos diferentes estados que permiten generar diversas circunstancias a medida que acompañan las variaciones del arroyo a lo largo del año. Nos propusimos intervenir con elementos que nos permitieran flexibilidad y adaptabilidad en el espacio: una pasarela de madera o cinta de Moebius (con sus características de no orientable, de una cara y un borde) ondulando en el terreno con variaciones de espesores y alturas, potenciando la interacción directa entre la ciudad, el parque y el agua; y la incorporación de mobiliario distribuido de manera “puntual “en la superficie reconocida como lugar para el esparcimiento de las personas a nivel terrestre, el registro y la creación de recorridos lineales que permiten pasear por el parque , así como la contención o no de algunas actividades grupales.

Estos elementos nos permitieron acreditar las pre-existencias, las fluctuaciones del arroyo, la topografía, la vegetación y crear un proyecto que habilita nuevas posibilidades reconociendo los estados temporales del sitio.

Educación verde es un plan piloto a desarrollarse en la escuela 90 de Montevideo, enfocado en el primer ciclo de enseñanza primaria. Busca mediante la educación y teniendo como herramienta la economía circular, generar hábitos más sustentables en la relación de los uruguayos con sus propios residuos, centrándonos en la clasificación desde el origen.

Proponemos un vínculo entre la escuela 90 y el grupo de clasificadores de UCRUS basado en lineamientos del correcto manejo y clasificación de los residuos con el fin de educar a la sociedad desde temprana edad y darle un lugar adecuado en la misma a los trabajadores de residuos. Se propone la escalabilidad del modelo en otras escuelas y grados escolares.

Se investiga un nuevo vínculo de la ciudad con la naturaleza y sus aguas urbanas. La recuperación y apropiación por parte de la ciudad de los humedales del arroyo Pantanoso en su cuenca baja, asociado a un nuevo enfoque de viviendas sociales con acento en la sostenibilidad ambiental.

A partir del Plan Parcial Chacarita, actualmente en elaboración en la Intendencia de Montevideo, se realiza esta propuesta que pone un énfasis especial en la sostenibilidad, el reciclaje, el empleo y la transformación del sitio de disposición final de residuos, la “usina5”.

Las centralidades propuestas en Plan Chacarita se potencian, se identifican otras y se convierten en nodos ambientales y culturales. La Usina 5 participa de este sistema y se transforma en un parque.

Un parque inundable comienza resolviendo uno de los principales problemas que son las inundaciones. A raíz de esto se proyectan una serie de canales semientarrados inundables que generan “islas” a nivel. De esta forma se integra el arroyo Manga como parte del diseño y a su vez genera un paseo lineal que lo recorre en la totalidad de su longitud. Una de las intenciones del proyecto es generar a partir de pequeñas decisones de proyecto, una identidad barrial única. Para que el proyecto tome un carácter coherente en todas sus líneas decidimos utilizar el libro de Marcos Sastre “El temple Argentino” donde describe las especies de flora y fauna que se incorporan al proyecto.

El objetivo principal de este proyecto es desarrollar una estrategia que considere la arquitectura existente en Ciudad Vieja y dé lugar a proyectos de vivienda de interés social con nuevas formas de habitar colectivo.

Recuperar de esta manera el patrimonio histórico y cultural de la ciudad para apostar a nuevas actividades de carácter social que son parte del desarrollo urbano de nuestra ciudad, evitan la desvalorización de la zona y además velan por el derecho a una vivienda accesible para todos. Este análisis busca re-pensar problemáticas actuales asociadas al abandono edilicio y aportar a la consideración de los procesos sociales que son parte del desarrollo de la ciudad.