La investigación tiene como objetivo alentar la protección de los recursos naturales, analizando el fenómeno de las Comunidades Sostenibles como una propuesta para enfrentar la crisis ecológica consecuencia del modelo productivo actual. Se analizan las prácticas empleadas en el manejo territorial para que este no pierda sus características ecosistémicas significativas, valorando especialmente su potencial para revertir el deterioro ambiental. Y las condiciones que permiten a las comunidades ser autosuficientes en materia alimenticia, constructiva y energética. Se analizan los territorios gestionados verificando su compatibilidad con los objetivos de las Áreas Protegidas con Recursos Manejados del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) de Uruguay.

Como resultado se establece la posibilidad de incorporar un nuevo modelo para la protección del suelo rural, organizado a través de comunidades sostenibles que expanda territorialmente las áreas protegidas; y también la potencialidad de estos emplazamientos para ingresar al sistema de protección territorial.

En 2009 y 2010, se producen en Uruguay dos importantes eventos de inundación: el primero en noviembre y diciembre de 2009 afecta el litoral y el norte del país, concentrándose en la cuenca del Río Uruguay; y el segundo, en febrero de 2010, afecta la zona centro, concentrándose en la cuenca del Río Negro.

En febrero de 2010, Durazno fue la principal ciudad afectada, siendo junto con las inundaciones del año 1959 y 2007 de las más grandes registradas en dicha ciudad.

Durante estos acontecimientos, la Universidad de la República colaboró con el Sistema Nacional de Emergencias (SINAE) en diversas actividades. Específicamente coordinó el relevamiento socio-territorial de las áreas urbanas afectadas por las inundaciones, en Artigas, Salto, Paysandú y Durazno.

Dicha actividad fue organizada por el Grupo de Gestión Integral del Riesgo (GGIR) en coordinación con el SINAE y los Comités Departamentales de Emergencia. El equipo de investigación de Aguas Urbanas y Gestión del Riesgo del Instituto de Teoría y Urbanismo -Facultad de Arquitectura-, quien presenta esta actividad, integra el GGIR desde su creación en 2007.

Sobre el Agua

Sobre el Agua es una actividad de extensión apoyada por Facultad de Arquitectura, presentada por docentes del equipo de investigación Áreas Urbanas Inundables y Gestión del Riesgo y por estudiantes de la Licenciatura en Diseño de Comunicación Visual.

Tiene por objetivo aportar a la comprensión y concientización de las dinámicas (complejas) vinculadas a la interacción del río-ciudad, y de las particularidades que se presentan en la ciudad de Durazno. Se toma como base de información los datos y resultados del relevamiento de la zona afectada por la inundación de 2010 en Durazno.

Se propone como una oportunidad para dar continuidad al proceso de trabajo iniciado en el 2010, buscando mantener el diálogo con la comunicad local, dando a conocer lo elaborado por el equipo de investigación y recibiendo los aportes que surjan del intercambio.

La actividad constó de 3 partes:

Exposición interactiva
Paneles con lenguaje gráfico simple colores e imágenes que buscan alejarse de la connotación dramática de los eventos de la inundación apelando a una mirada distinta de la problemática y a la integración de esta en la ciudad en su conjunto.

Mapeo colectivo
Cartografía de la ciudad + stickers.

Teatro espontáneo Lacomte
Generación de escenas a partir de los relatos de las personas. Interpretación de los actores y músicos.

Como excusa para nuestro Proyecto Final de Carrera, buscamos reflexionar sobre un posible futuro sostenible para la ciudad que habitamos, Montevideo.

Resiliente surge a partir de la inundación sucedida el 26 de diciembre de 2014 en la zona de la Aguada, la cual despertó en nosotras la curiosidad de comprender, dimensionar y proponer una posible actuación urbana. Esto conllevó a la creación de una red de espacios públicos resilientes -una infraestructura que mixtura espacio público con retención pluvial- lo que posibilita una transformación sustancial en una zona primaria de la ciudad, céntrica, inmediata a servicios, con identidad propia, pero que desde ya hace un largo tiempo se convirtió en un área deprimida, desatendida.

Nuestros montes nativos, son elementos imprescindibles al momento de ilustrar la cultura, historia y relación con el ambiente de los uruguayos. Éstos son elementos que nos identifican como territorio real e imaginario, como país. Participan en la regulación y conservación de varios recursos, aunque con la depredación causada por el hombre han perdido muchos de sus beneficios. Es por ellos que consideramos los frutos nativos tan importantes y una fuente de inspiración proyectual.

Se pretende volver a nuestras raíces, fomentar la conservación de la flora autóctona y re-adaptar el paladar del uruguayo contemporáneo. Se propone un edificio que se relaciona con el medio fundamentalmente a través de las visuales, con un programa que busca la inmersión y redescubrimiento de lo que es nuestro, de los montes nativos y sus frutos. El edificio consiste en un complejo con alojamiento y restaurante así como con talleres, sala de conferencias y zona de producción.

La propuesta pretende activar el borde del Río, generando un borde dinámico, entendiendo al fenómeno de la inundación como un proceso natural de crecida donde interaccionan dos sistemas: la ciudad y el río.

La pieza soporte funciona como NEXO y genera el vínculo entre los dos sistemas. Formar parte del parque, mimetizándose con el lugar. Ser testimonio activo del agua convirtiéndose en referencia para la sociedad local.

Su uso según haya o no inundaciones, se genera en una cota fuera de peligro de ser afectada por la crecida del río, ingresando a partir de un acceso que también se adapta a estas circunstancias.

Es necesario reflexionar sobre un ineludible cambio de mirada, en particular para abordar problemáticas transversales como las relacionadas al ambiente y al territorio, tomando en este caso a el río como una oportunidad.