La investigación tiene como objetivo alentar la protección de los recursos naturales, analizando el fenómeno de las Comunidades Sostenibles como una propuesta para enfrentar la crisis ecológica consecuencia del modelo productivo actual. Se analizan las prácticas empleadas en el manejo territorial para que este no pierda sus características ecosistémicas significativas, valorando especialmente su potencial para revertir el deterioro ambiental. Y las condiciones que permiten a las comunidades ser autosuficientes en materia alimenticia, constructiva y energética. Se analizan los territorios gestionados verificando su compatibilidad con los objetivos de las Áreas Protegidas con Recursos Manejados del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) de Uruguay.

Como resultado se establece la posibilidad de incorporar un nuevo modelo para la protección del suelo rural, organizado a través de comunidades sostenibles que expanda territorialmente las áreas protegidas; y también la potencialidad de estos emplazamientos para ingresar al sistema de protección territorial.

La carencia de instrumentos de evaluación que integren y articulen la complejidad de los aspectos involucrados en las costas urbanas, es uno de los grandes desafíos para las políticas públicas costeras en América del Sur. La inclusión de instrumentos de monitoreo y control que permitan visualizar e identificar el estado de situación, tendencias y presiones, así como cambios en las calidades de vida de sus habitantes, son necesarios para la generación de políticas responsables y participativas.

Este trabajo propone elaborar un Sistema de Indicadores de Sostenibilidad aplicable en la Playa Central de la ciudad Balnerario Camboriú y la zona costera este en la ciudad de Montevideo. Su realización constó de tres fases de trabajo concatenadas, solapadas y pautadas. En la fase 1 se realizó el análisis e identificación de asuntos claves, en relación con el sistema de indicadores de sostenibilidad propuesto por el Observatorio del Mar y Litoral Francés. La fase 2 correspondió a la valoración y selección de indicadores. Finalmente, en la fase 3, se evaluaron y compararon los casos de estudio a través de la aplicación y desarrollo de los indicadores de sostenibilidad seleccionados.

El trabajo diseña un procedimiento para la construcción de indicadores de sostenibilidad, útil para la evaluación de zonas urbanas costeras, validación de acciones sobre el medio y posterior toma de decisiones. Presenta además, expresado en medidas concretas, una evaluación cuantitativa de los casos de estudio.

En el año 1959, doce países firmaron el Tratado Antártico, un documento que establece un marco legal para la gestión del continente blanco; promoviendo la investigación científica y la cooperación. Uruguay es miembro activo con voz y voto en dicha organización habiendo reservado todos los derechos que le correspondieren a futuro en caso de cambiar las condiciones de gestión ambiental/territorial que rigen el tratado.

El Tratado Antártico será abierto para entrar en revisión en el año 2048 y Uruguay tiene voluntad de ubicarse entre los países más desarrollados del tratado para llegar en buena posición a la revisión, por esto, existe una agenda país activa en materia científica, que planifica las principales directrices a llevar a cabo.

El proyecto actúa de forma multiescalar, con énfasis en una intervención en la Base Científica Antártica Artigas que atiende las preocupaciones de la comunidad científica y reflexiona sobre la forma de intervenir un territorio tan particular e inexplorado.