En el marco del curso Activá Ciudad (experiencia Casavalle) de PUA Velázquez, nuestro proyecto busca diseñar un modelo alternativo de urbanizar: desde el desarrollo sostenible, desde lo social a lo ambiental, un modelo que logre urbanizar la zona a la vez que dar herramientas a su población. Proponemos buscar soluciones simbióticas: acciones que en si mismas resuelvan varios problemas y que se apoyen mutuamente. Construir generando capacidades (herramientas), proyectar reforzando la colectividad barrial y participación, y fortalecer las organizaciones y redes locales hacia un futuro de mejora continua. Para esto nos propusimos partir desde la mayor problemática: el acceso a la vivienda.

La movilidad urbana en la ciudad de Montevideo presenta desde hace algunos años las complejidades e índices negativos que se observan
habitualmente en la mayoría de las capitales latinoamericanas. Esta tendencia se ha visto en parte estimulada como consecuencia de la
ratificación mecánica de infraestructuras mono-funcionales para el tráfico motorizado. La actual convivencia en sociedades altamente urbanizadas nos requiere incorporar de manera más profunda en el pensamiento de lo urbano el crecimiento incesante de personas, máquinas y mercancías que se trasladan por sus redes, asumiendo el desafío de la multiplicidad y la diversidad como fundamentos para el proyecto.

¿Cuál debería ser el rol de la arquitectura en este escenario de movilidad exponencial? ¿Estamos concibiendo los espacios de la movilidad de forma congruente con los desafíos que están planteados? ¿Cuáles son las alternativas contemporáneas más convincentes que se están construyendo en las áreas centrales congestionadas?

El propósito de esta investigación se concentra por un lado en el estudio y el análisis de estrategias que tengan fuertes implicancias en la concepción física de la movilidad urbana, tratando de sintetizar las posibilidades arquitectónicas subyacentes que puedan ayudar a concebir escenarios compatibles con las complejidades actuales de las centralidades urbanas contemporáneas. Luego se esbozará una síntesis proyectual en un ensayo para la Terminal de Ómnibus Internacionales de Tres Cruces en la ciudad de Montevideo, en el cual se imbriquen soluciones hipotéticas sobre el tráfico, los sistemas de transporte público, las infraestructuras y, especialmente, una idea de espacio público incluyente.

Dado que la cuenca baja de la Cañada Iyuí está considerada dentro de los estudios y proyectos del Parque Lineal Matilde Pacheco integrado al Parque Lineal Miguelete, realizado por la Intendencia de Montevideo, este trabajo se centra en el estudio e intervención en la zona intermedia/alta y nacientes de la cuenca.

El objetivo es utilizar los diferentes espacios libres públicos aguas arriba, para utilizarlos como dispositivos “esponja” recreativos, que retengan, controlen, filtren y drenen el agua de lluvia a su destino.

Lograr recuperar espacios modelados por la “Forma del Agua”, permitiendo que los habitantes se rencuentren con ella y su fauna perdida.